viernes, 13 de enero de 2017

Empezar el año viviendo poesía, leyendo poesía, escribiendo poesía




Buen año 2017 a todos. ¿Qué haríamos en este mundo si no existiera la poesía? Esta es la pregunta que me formulé desde que era una jovencita y que me parece fundamental. La frase proverbial de Ser o no ser puede modificarse, entonces, a la de: Ser con poesía o ser sin poesía. La diferencia en la práctica, en una vida, puede hacer y hace una diferencia enorme. En mi caso, no podría ser sin poesía, sin su alimento, sin su soporte, sin las mil puertas de significados, de sentimientos y asociaciones que me abre un poema, que cierto conciliábulo de palabras puede transmitirme.
Ethel Krauze dice en su libro: "Cómo acercarse a la Poesía" (Conaculta y otros, México,1992) que:
"La literatura no es ficción, sino conocimiento profundo del ser humano. No inventa, descubre; no copia,crea;es una lente de aumento, muy ancha y microscópica a la vez, donde nos miramos a nosotros mismos."(pág.49)
Y yo digo que la poesía es primigenia, es el comienzo de todo, es el afán de contar, es el arder en deseos de comunicar, de transmitirle al otro,(que somos nosotros mismos) lo que vivimos, lo que queremos que perdure cuando hayamos muerto y no tengamos ojos, y nuestra piel ya no exista, pero existirá el recuento de cuando miraba el firmamento lleno de luceros, la descripción de cuando nuestra piel se estremecía con el tacto de otra piel y cuando mirábamos los ojos de nuestro pequeño hijo.
La poesía es la mejor fórmula contra la crisis económica, contra el nihilismo, contra el desgano. Los invito, a través de este blog, a leer poesía, a escribir poesía, a vivir en la magia que nos ofrecen las palabras, a rebelarse a través del ritmo, de la armonía, de la cadencia poética.

Y les comparto un par de poemas, pertenecientes al proyecto: "Luna de sangre":

Virginia

Woolf! Woolf! Woolf!
¿Dónde está la loba de las letras?
¿Dónde la loca de la casa?
¿Por dónde trasiega la víctima
             del abuso familiar?
El libre flujo de la conciencia
es el río donde nos hundimos
con las piedras en el bolsillo,
las cartas de adiós censuradas
la constelación de palabras que florecen.
Por las calles de Bloomsbury
Virginia visita los parques enrejados
investiga los párpados luminiscentes
           de las mariposas
descubre la aterciopelada suavidad del liquen
pero no logra entender los fractales
que se multiplican sin detenerse
dentro de su vida-helecho.
Una espora, una tarde
demencialmente luminosa
y el impulso de la muerte
líquida.

Kyra Galván copyright

Agatha Christie

Agatha crea su propio misterio.
La especulación no ha llenado aún
los huecos
de aquella desaparición inconclusa
que ni Hercule Poirot
fue capaz de resolver.
¿Qué yace escondido
entre la sístole y diástole
de un corazón femenino?
¿La rabia, el dolor, la humillación,
pero, sobre todo, la tristeza,
son razones de peso
para levantar un teatro espectacular
en el que se incluyan el secuestro,
la tortura y el veneno apreciado?
¿Encontraste la juventud de una rosa,
la respuesta a las mil preguntas acuciantes,
la medida exacta de la poción
o el amanecer definitivo en que tu piel renació?
¿O simplemente,
 con mano temblorosa de paloma
apagaste los luceros del amor,
soplaste los rumores del pecho dolorido,
lejos,lejos.
Te ataste un pañuelo 
sobre los ojos
alucinados
y supiste,
supiste bien y para siempre,
que te bastaba con escribir?


 Kyra Galván copyright

2 comentarios:

  1. Eres una chingona, me encanta empezar el año leyendo estos poemas que desentrañan y hacen resonar a dos grandes escritoras. Los dos poemas me gustan mucho; un poco más el inspirado en la loba de las letras, con sus líquenes y muerte líquida. Mi admiración maestra.

    ResponderEliminar
  2. Como bien lo decía Becker "Poesía eres tú"

    ResponderEliminar